Verdades como puños

-Yo tampoco sabía qué coño hacer con el color blanco del plastidecor.
-Odio que me despierten preguntando si estoy dormido.
-Yo también he tirado de la puerta cuando debía empujar.
-Yo también he utilizado alguna vez el móvil como linterna.
-Saco el móvil, miro la hora, lo guardo, ¡ni puta idea de que hora es!
-El día que Alex Ubago tenga novia y sea feliz, se acabó su carrera musical.
-Sí, a mi también me dan ganas de pedir un cubata al entrar a Berska.
-Pidas lo que pidas, el peluquero siempre hace lo que le sale de los cojones… Tu no eres moderno, tu eres gilipollas…
-Yo también dije ¡trae, que tu no sabes! y yo tampoco supe.
-El dinero no da la felicidad, pero yo prefiero llorar en un Ferrari.
-¡Yo también canto las canciones en inglés como me sale de los cojonees!
-Para los que nunca saben si es el timbre o el interruptor de la luz.
-¿Cuántos años debe tener ahora el niño de Kinder chocolate?
-¿Por qué viene una tía del futuro a explicarme cómo funciona la lejía?
-Todo lo que me gusta es inmoral, ilegal o engorda.
-No entiendo como la gente duerme en el metro y se despiertan en su parada.
-Señoras que se quedan dormidas con la novela pero si cambias se despiertan
-A Belén Esteban le va a durar la nariz lo que a mi la batería… 4 rayitas.
-Mi madre también me dijo “como vaya yo y lo encuentre…” ¡Y lo encuentra!
-Yo también creo que en humor amarillo moría gente.
-Me acabo de enterar de que SUGUS es capicúa.
-Mi madre también dice: “¡esta es la primera vez que me siento en todo el día!”
-Yo también hablé delante del ventilador, para oír mi voz de robot.
-(Todos listos para la foto) “Ay no, está grabando”.
-Yo también de pequeño decía “inglish pitinglish”.
-Siempre quise subirme a un taxi y gritar: “¡Siga a ese coche!”
-Yo me he hecho chuletas en la calculadora Casio
-Kleenex petrificados que aparecen en los bolsillos tras lavar la ropa
-Para los que odiamos la foto de nuestro DNI.
-¿Quién no vio a alguien correr y le gritó “corre Forrest corre”?
-Madres que dicen ‘Que cuando tu vas, yo ya he vuelto un par de veces”
-Señoras que dicen ”Niño, pásame eso, que está ahí, encima del… este”
-Seamos realistas; nadie hará una fila y saldrá en calma si hay fuego
-Mama hazme algo para comer. ¿Por que no te lo haces tu? No da igual no tengo hambre.
-Vivo con el miedo a que uno de mis contactos me lleve al diario de Patricia.
-Yo también dije “mañana me levanto temprano y estudio”.
-Yo también he visto como los demás escribían hojas y hojas y yo no tenía ni zorra de la pregunta del examen.
-Para los que cuando tocamos timbre y preguntan “¿quién es?”,  decimos: “¡YO!”
-Señoras que riegan las plantas de marihuana de sus nietos sin saberlo.
-Señoras que dicen almondigas y crocretas y fambruesa.
-Yo nunca he terminado una goma de borrar, antes se me pierden.
-Yo tampoco he visto nunca una paloma pequeña ¿Nacen ya grandes?
-Ojalá tuviera por la noche el sueño que tengo por la mañana.
-En todo examen hay un alumno que pregunta qué día es.
-Caerte en público y levantarte a la velocidad del rayo como si nada.
-Yo también me he dicho: Esto ya lo he vivido antes..
-Yo de fiesta también he gritado: ¡TOOOOOMAAAAAAAA!, cuando entra un temazo
-A mi también me dijo que le salió fatal y la muy guarra sacó un 10.
-Yo también disimulo con el móvil cuando paso de saludar a alguien.
-Yo también me quedé aislado porque mi madre fregó el suelo.
-Poner el dedo para que no te muerdan demasiado el bocata.
-Yo también me pego golpes contra los muebles y empiezo a agonizar.
-Señoras que temen que tu compra se meta en la suya en la cinta del súper.
-Señoras que se pelean por los caramelos en las cabalgatas de reyes.
-Yo también creo que Google y Hacendado dominarán el mundo.
-Mi cuarto se desordena solo.
-¿ABRE FÁCIL? ¡Los cojones!
-Los cortes de digestión no existen, son los padres.
-Me he muerto 19.985.322.486 veces por no haber reenviado cadenas de e-mails.
-Yo también aprieto mas fuerte el botón del mando cuando se gastan las pilas.
-Yo también digo NADA cuando me pasa ALGO.
-Si le digo a un amigo que mire DISIMULADAMENTE, nunca mira disimuladamente.
-A mi también me han mandado callar mis padres cuando veían que tenía razón.
-Es mejor hablar en clase que en el recreo .
-Yo también sigo viendo capítulos repetidos de los Simpsons.
-¡Siempre se me cae un calcetín cuando llevo un montón de ropa a la lavadora!

Consejos masculinos

Este es el artículo de las páginas de consejos aparecido en un periódico de Estados Unidos: (más abajo está traducido)

Estimado John:
Espero que puedas ayudarme. El otro día me marché al trabajo dejando a mi marido en casa viendo la televisión. Mi coche se caló y luego se averió completamente a menos de dos kilómetros de casa, por lo que tuve que regresar andando a casa para buscar la ayuda de mi marido. Cuando llegué a casa no podía creer lo que estaba viendo: ¡Mi marido estaba en nuestro dormitorio con la hija del vecino!
Yo tengo 32 años, mi marido 34 y la hija del vecino 19. Llevamos casados 10 años. Cuando me enfrenté a él se derrumbó y acabó admitiendo que llevaba teniendo un lío con la chica los últimos 6 meses. No quiere ir a un consejero y me temo que estoy hecha polvo y necesito consejo urgentemente. ¿Me puedes ayudar por favor?
Atentamente, Sheila.

Estimada Sheila:
Un coche que se cala tras haber andado una corta distancia puede deberse a múltiples fallos del motor. Comienza comprobando que no hay ninguna obstrucción en el tubo de la gasolina. Si está limpio comprueba las bombas de vacío y los manguitos del colector de admisión, luego comprueba los cables de las bujías. Si nada de esto lo soluciona podría ser que la bomba de gasolina falla y causa una pobre entrada de combustible a los inyectores.
Espero que esto te ayude,
John.

Toda la secta contra mí

Las mujeres somos víctimas de un complot urdido por mentes perversas que se reúnen en un lugar secreto y deciden lo que ellos llaman ’tendencias de moda’.
¿Quiénes son? ¿Cómo lo hacen? Yo me imagino que llega Paco Rabanne y dice: – ’Veo que este año se va a llevar el azul petróleo’.Y saltan a dúo Victorio y
Lucchino:
– ’Eso, eso. Y los jerséis sin mangas, pero de cuello alto, ¡y que se jodan!’.
¡Y date por jodida! Porque la moda no es una industria. ¡Es una secta dirigida por maricones! Y de esos seres que nos odian ¿qué podemos esperar?… Si nos hacen ir con estos pantalones que se abrochan en la rabadilla y nos hacen creer que vamos bien (Creo que lo hacen para que luzcamos esos ridículos tangas que tanto molestan). O con esos otros pantalones de pata larga que van limpiando las aceras. ¿Ustedes saben lo que son las fashion victims? Son las mujeres que han caído en sus redes y ya no pueden escapar. Esas que cuando se acercan a un escaparate, oyen voces en su cabeza: ’El poder de la moda te obliga’, ’el poder de Dior te gobierna’. Realmente, yo me dí cuenta del poder que tiene esta secta cuando intenté comprarme un vestido rojo. Parece fácil, ¿verdad? Un vestido rojo. Pues no.¡Porque las tiendas están en el ajo! Son las representantes de Dior en la tierra. Y, claro, llego yo, y le digo a la dependienta: – Buscaba un vestido rojo.
Y me suelta:
– ¿Rojo? Este año no viene nada en rojo. Este año viene el azul petróleo. – ¿Y eso rojo de ahí?
– Eso es la funda del extintor, pero si quieres te la saco.
¡Así es como empiezan las sectas: anulando tu voluntad! Porque, de repente, me veo diciendo: – Vale, sácame uno azul petróleo de la 38.
Y, en ese momento, la dependienta me mira como se mira un Fiat Panda desde un
todoterreno: – ¿La 38? Tú estarás entre la 40 y la 42.
Claro, yo la miré a ella como diciendo: ’Y tu estarás entre gilipollas y tonta del culo’ Pero le dije:
– Perdona, yo soy una 38.
– No, si ya. Pero es que este año viene la 38 ceñida, ¿sabes?
Y es que ese es el segundo paso de la estrategia de la secta. Disminuir tu autoestima para poder dominarte mejor. Ahí, yo dije: – Con esto no me pillan.
¡Yo me pruebo la 38 aunque me la tenga que meter a rosca! Y, claro, te miras al espejo y ves lo que ves. Una morcilla. Una morcilla azul petróleo.
Y digo yo: si en todo el mundo un metro es un metro y un kilo es un kilo, ¿por que la talla 38 no es siempre la talla 38? Tú vas al Carrefour y la talla 38 se la puede poner King África y, sin embargo, te vas a Versace y la 38 no se la pone ni Melody.
Total, que hice lo que hacemos todas: llevármelo. Si, porque pensé lo que pensamos todas: ’Así me obligo a adelgazar’. ’Me obligo a adelgazar.’ ¿Seremos idiotas? A las dos semanas te estás obligando a regalárselo a tu sobrina. ¡Es como comprarte unos zapatos del 34 para obligarte a que te encoja el pie!
Pero es que ese es otro de los síntomas de que estás entrando en la secta:
someterte voluntariamente al sufrimiento físico. Aunque, a veces, cuando todavía no estás abducida del todo, consigues tener un momento de lucidez y
decir: ’No, no me lo llevo’. Y, entonces, esa enviada del mal que es la dependienta te dice la frase definitiva: – Llévatelo, no seas boba, ¡que lo puedes devolver!
¡Y lo compramos! Como lo puedes devolver… Eso es como comerte un trozo de
moqueta: ¡como lo puedes devolver!
Así que volví a casa con mi vestido azul petróleo de la 38. Me lo pongo y le pregunto a mi marido: – ¿Como me queda?
– Pequeño.
– ¿Si? ¿Me marca mucho?
– Te va a hacer llagas.
Ahí me dije: ’Mary, modérate. Esta es otra prueba. La secta de la moda quiere que rompas lazos con tu entorno’. ’¡No, no van a poder conmigo!’.
Me lancé a la calle y no paré hasta que encontré el único vestido rojo que quedaba en toda la ciudad. Cuando lo vi, dije: ’¡Me lo compro! ¡Que le den a Paco Rabanne !. Y que Victorio le dé a Lucchino ?’ ¡Ja! Y salí de la tienda triunfante, con mi vestido rojo. Pero la alegría me duró dos escaparates. Es algo que nos pasa a todas las mujeres. De repente, se te viene el mundo encima: ’Coño, ¿y qué hago yo con un vestido rojo, si este año lo que se lleva es el azul petróleo?’ Oye, que no pude pegar ojo en toda la noche. Tuve unas pesadillas… Estaba yo en una misa negra, atada de pies y manos, y los grandes gurús de la moda, rodeándome como en Poltergeist: ’Maryyyy. Veeen hacia el glamouuuuur.’ Total, que me desperté, empapada en sudor y dije:
’¡Vale, esta bien! ¡Me rindo!’ Me unté entera con vaselina para que me entrara el traje, y me presenté en la boda de mi amiga Belen, vestida de azul petróleo.
Cuando llegué a la iglesia me encontré con que íbamos todas iguales….Allí había más azul petróleo que en una playa del golfo Pérsico. Ahí te das cuenta de que te han captado, has entrado en la secta, y a partir de ese momento honrarás a Victorio y a Lucchino, no nombrarás a Chanel en vano y amarás a Dior sobre todas las cosas.
PD.¿Alguien me puede explicar que coño es el color ’azul petróleo’?? Tarde siglos en comprender que las cosas pueden ser de color buganvilla, no me jodais ahora con el petróleo, por favor!! El petróleo es negro como los cojones de un grillo!! (y perdón por la expresión…)

Para los hombres que preguntan por qué las mujeres vamos en grupo al baño

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de pequeña tu madre te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza.Finalmente te instruía: ‘Nunca, nunca te sientes en un baño público’ Y luego te mostraba ‘la posición’ que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.
‘La Posición’ es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos, ‘la posición’ es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar. Cuando TIENES que ir a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt. Así que te resignas a esperar, sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos en la posición oficial de ‘me estoy ‘meando”. Finalmente te toca a ti, si no llega la típica mamá con ‘la nenita que no se puede aguantar más’.Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo. Entras y te das cuenta de que el picaporte no funciona (nunca funciona);  no importa… Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí, así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de cositas que fuiste metiendo dentro, la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso…  Pero volviendo a la puerta… Como no tenía picaporte, la única opción es sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas los pantalones y te pones en ‘la posición’… Alivio……. AAhhhhhh…. por fin… Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar….. Porque estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, las braguitas cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kg colgando de tu cuello.Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza ‘jamás te sientes en un inodoro público!!’, así que te quedas en ‘la posición’ con el tembleque de piernas… Y por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíííííísima del chorro te salpica en tu propio culo y te moja hasta las medias!!! Con suerte no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar ‘la posición’ requiere una gran concentración. Para alejar de tu mente esa desgracia,
buscas el rollo de papel higiénico peeero, nooo hayyyyyy…! El rollo esta vacío…! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio…. Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja y tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!
Ahí das por hecho que todas las que esperan en el exterior escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho) Sin contar el garrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas… el recuerdo de tu mamá, que estaría avergonzadísima si te viera así; porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público, porque francamente, ‘tú no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí’….estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo y tiras la cadena tratando de tocarla lo menos posible, por si las enfermedades… Entonces vas al lavabo.Todo esta lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo,
te lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona el grifo con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón (si es que lo hay), te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso y quede debajo del chorro…El secador ni lo usas, es un trasto inútil así que terminas secándote las manos
en tus pantalones, porque no piensas gastar tu kleenex para eso y sales…
En este momento ves a tu chico que entró y salió del baño de hombres y encima le quedó tiempo de sobra para leer un libro de Borges mientras te esperaba. ‘¿Por qué tardaste tanto?” te pregunta él ya aburrido. ‘Había mucha cola’ te limitas a decir.
Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener ‘la posición‘ y la dignidad.

Bromitas a mi…

“Carta de un chica a sus padres”
Un padre entró en la habitación de su hija y encontró una carta sobre la cama. Con la peor de las premoniciones la leyó mientras le temblaban las manos:

Queridos papá y mamá, Con gran pena y dolor os digo que me he escapado con mi nuevo novio. He encontrado el amor verdadero y es fantástico.
Me encantan sus piercings, cicatrices, tatuajes y su gran moto. Pero no es solo eso: estoy embarazada y Jonathan dijo que seremos muy felices en su poblado. Quiere tener muchos más niños conmigo y ese es uno de mis sueños.
He aprendido que la marihuana no daña a nadie y la vamos a cultivar para nosotros y nuestros amigos. Ellos nos proporcionan toda la cocaína y pasta base que queremos.
Entretanto rezaremos para que la ciencia encuentre una cura para el SIDA, para que Jonathan se mejore. Se lo merece.
No te preocupes por el dinero: el Johni lo ha arreglado para que participe en las películas que sus amigos Braian y Maikel ruedan en su sótano. Por lo visto puedo ganar 50 euros por escena, 50 más si hay más de tres hombres en la escena y 50 más si participa un caballo.
No te preocupes mamá. Ya tengo 15 años y sé cómo cuidar de mi misma… Algún día os visitaré para que podáis conocer a vuestros nietos.
Con cariño, vuestra querida hija.
P.D.: Papi, es una broma. Estoy viendo la tele en la casa de la vecina. ¡Sólo quería mostrarte que hay cosas peores en la vida que mis notas, que te adjunto a la presente!

Respuesta del padre…

Le he dado a leer la nota a tu madre… Le ha dado un infarto del susto y hemos tenido que ingresarla en el hospital. Los médicos temen por su vida …
Al decirle a los abogados lo que ha pasado me han recomendado que haga uso de la figura del repudio, por lo que ya no eres nuestra hija, así que te hemos quitado del testamento..
Hemos tirado a la basura todas tus cosas y hemos habilitado tu habitación como despacho. También hemos cambiado la cerradura de casa por lo que tendrás que buscarte un alojamiento, pero no intentes pagar con tarjeta, porque la hemos anulado, y hemos cancelado tu cuenta en el banco, (El dinero que había allí, lo vamos a utilizar para el tratamiento de tu madre)…
Por cierto, no intentes llamarnos para pedirnos dinero, porque hemos anulado el contrato de tu teléfono móvil y hemos dado de baja tu número.
Las joyas que tenías guardadas, tu equipo de música, y la colección de CDS y películas, las hemos vendido al vecino del quinto (ése que te cae tan mal y que dices que te vigila por la ventana cuando te cambias de ropa…)
Ah!! Por cierto, tendrás que buscar también un trabajo, porque ya no te vamos a pagar los estudios ni las clases de música…
Para el caso de que no puedas conseguir ni trabajo ni alojamiento, te recomiendo al “Perico”. Es un tío que conocí en la mili, y no sé muy bien a que se dedica, pero le he mandado una foto tuya y me ha dicho que una chica como tú no tendrías problemas para vivir en ciertos países del Magreb que él conoce…
En fin espero que en tu nueva vida todo te vaya bonito y que seas muy feliz…

P.D.: Hija, es una broma. Estoy viendo la tele en casa con tu madre, que está perfectamente y riéndose a carcajadas. Sólo quería mostrarte que hay cosas peores en la vida que pasarte las próximas tres semanas castigada sin salir de casa, por las notas, y sin ver la tele, por la bromita…

Disculpas

Siento haberos abandonado durante tanto tiempo, pero he tenido problemas con el ordenador y el tiempo de crisis que estamos pasando no me ha ayudado mucho, pero aquí estoy de nuevo para, como mínimo, haceros sonreir!!!

Saludos.

Teide

Me voy de vacas a Tenerife!!! Nos vemos la semana que viene!!

teide