Banco

<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:35.4pt; mso-footer-margin:35.4pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

ladron


Entra un tío en un banco, encapuchado con una media en la cabeza, y con una metralleta del calibre 14.Pega un hostión a la puerta y empieza a gritar desesperado:

-¡Me cago en la puta, todo el mundo al suelo, esto es un atraco!

Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-tá (se lía a disparar contra el techo, ante el acojone de los presentes).

-¡A ver, quiero toda la pasta de la caja ahora mismo, cagondiós! Que no se mueva nadie o no respondo, hostia puta, venga ese dinero! Tú, cajera de mierda, dame toda la pasta!¡Ahora! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-tá.

La cajera, acojonada, traga saliva, respira hondo, se santigua, se dirige amablemente al ladrón:

-Oiga, q es … que… esto no es … no es lo q usted cree…

-¡No me vengas con gilipolleces, hostia! ¿qué dices?¿qué pasa? -responde el atracador

-Es que esto… esto no es un banco como los demás…

-¡¿Qué como quiere decir q no es un banco como los demás?!!¡No me jodas, cagonlaputa, venga esa pasta, de una vez! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-tá.

Y la cajera, intentando sonreír:

– No puede ser… aquí no… es que aquí no hay dinero… Esto es un banco de semen…

El atracador se sale de los nervios:

-¡Pero ´qué coño!¡Mecagonlarreputa! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-tá.¿Pues no me ha jodido la tía? A ver ¿y qué leches tenéis en esos cajones?

-La cajera, algo más serena:

– Son … muestras de semen.

Abre el cajón y le enseña una serie de probetas llenas de liquidillo. El chorizo se queda pensativo y al rato le dice:

-¿Ah, sí? Pues ahora te vas a beber una, cogonlaputayá. Nuevo careto de pánico de la cajera.

-Pero…

-¡Que te bebas una ahora mismo, hostia! Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-tá.¡No me pongas nervioso y obedece!Ra-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-tá.

-¿A qué esperas? ¡Bebetela ya de una puta vez!

Ella suspira, se tapa la nariz, cierra los ojos… y se bebe todo el contenido de la probeta de un trago.

El chorizo la mira a los ojos, se quita la media de la cabeza, se acerca a ella y le dice muuuuuy suavemente:

-¿Lo ves, Bea, cariño, como si quieres, puedes?

3 comentarios

  1. Jajaja, ¡Qué bruto!.🙂

  2. Que cabronazo, el tío !!!

    jejeje

  3. que wey ese tio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: