Crueldad femenina

Un hombre de mediana edad regresa a su casa después de acudir a la consulta del médico y le anuncia a su esposa que éste  le ha dicho que está muy grave y sólo le quedan 24 horas de vida.

La esposa recibe la noticia afligida, y pregunta al marido qué puede hacer por él. El hombre contesta que dado que sólo le restan 24 horas de vida, quisiera pasarlas muy bien en un ambiente romántico.

La esposa accede a la petición de

su esposo, y hacen el amor apasionadamente hasta quedarse dormidos. Pasado un buen rato el hombre mira su reloj y se da cuenta de que sólo le quedan 18 horas de vida. Despierta a la mujer y le pide que lo complazca nuevamente, a lo que ella accede.

Un poco más tarde el hombre echa un vistazo a su reloj y puede ver que ya únicamente cuenta con 12 horas de vida.  Angustiado, vuelve a despertar a su mujer y otra vez vuelven a entregarse a la pasión desenfrenada.

“¡¡¡Joerrrrrrrr!!!,

¡Cómo se nota que tú no tienes que levantarte mañana!”

3 comentarios

  1. Pues veras cuando se despierte, al dia siguiente y descubra que el medico se equivoco de informe. juaaas.
    saludos, elreves

  2. Mujeres !!!!!

    🙂

  3. jajajja me veo en ese papel 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: