El pordiosero y el rico

Un  pordiosero se dirige a un lujoso automóvil   ocupado por un próspero caballero y se entabla el siguiente diálogo:

 

 

– Señor, ¿podría prestarme diez euros para  comer?

– Pero, ¿no te los irás a beber verdad?

– No señor, nunca en mi vida he bebido alcohol.

– Entonces, ¿te lo vas a gastar en tabaco, o apostando con  otros vagos?
– No señor, no fumo, y nunca juego ni apuesto nada.

– Entonces… te los gastarás en putas…
– Jamás he tenido relaciones con ninguna mujer que no fuera la mía, hasta que me abandono.

Entonces toma, no diez, sino cien euros. Pero vente a comer a mi casa, una buena comida casera y te ahorras los cien euros.
El pordiosero, sorprendido, sube al impresionante coche y  pregunta:
– Oiga, señor, ¿no se enojará su esposa al ver a alguien como yo sentado a su mesa?

– Probablemente sí, – contesta el rico – pero valdrá la pena. Tengo mucho interés en que vea en qué se convierte un hombre que no bebe, no fuma, no juega, ni se va de putas…

3 comentarios

  1. Estoy de acuerdo, no si tan al limite, pero no llevar por delante algunos de estos vicios, acarrean una vida muy insipida, sosa y sin demasiado sentido. es un buen ejemplo.
    saludos, elreves

  2. ¡Genial!. ¡Un chiste con mensaje!

  3. No sé ¿como le sienta al publico femenino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: